EchoSound.

Tecnología ultrasónica para el diagnóstico de osteoporosis basada en el nuevo método patentado R.E.M.S. (Radiofrequency Echographic Multi Spectrometry – Radiofrecuencia Ecografica Multi Espectral)

R.E.M.S. representa un enfoque ecográfico innovador para el diagnóstico de la osteoporosis, que aprovecha todas las características espectrales de las señales de radiofrecuencia (RF) no procesadas, que son adquiridas durante una ecografía en los sitios axiales de referencia para determinar el estado de la arquitectura ósea interna.

Tecnología de vanguardia.

Las ecografías se realizan con el equipamiento EchoS dotado de un transductor convexo que opera a 3,5 MHz, lo que permite la adquisición simultánea de imágenes convencionales en modo B y las correspondientes señales de RF no procesadas.

El proceso dura aproximadamente 1 minuto y las señales de RF adquiridas se utilizan para determinar el estado de salud del hueso mediante comparaciones con modelos espectrales previamente determinados por el análisis de condiciones patológicas o normales.

Las regiones de interés (ROI) para los cálculos de diagnóstico del hueso analizado se identifican automáticamente aprovechando detalles morfológicos y características espectrales de radiofrecuencia. Por otra parte, la adquisición simultánea de varias líneas de escaneo de RF para cada imagen proporciona una base estadística sólida y fiable para el procesamiento espectral posterior.

El análisis de datos incluye el cálculo de la Puntuación de Osteoporosis (O.S.) y el Fragility Score, en base a la correlación entre los espectros de frecuencia de las señales de RF adquiridas y los modelos de referencia apropiados de huesos “osteoporóticos” y “frágiles”, respectivamente. La DMO, T-score y Z-score se derivan a partir del valor de O.S..

Investigación diagnóstica.

Para realizar la investigación diagnóstica, el operador debe visualizar preliminarmente el objetivo (vértebra L1 para adquisiciones lumbares o cuello femoral para escaneos de cadera) y establecer la profundidad de la imagen y el enfoque para tener el objetivo en la parte central de la imagen y en correspondencia con el foco.

Posteriormente, comienza la ecografía asistida por software. Durante el escaneo, el algoritmo detecta automáticamente las interfaces óseas (líneas rojas) y calcula la región de interes para el análisis de los datos (áreas verdes). A continuación, se inicia el procesamiento automático de datos, que incluye el análisis de la señal de RF y la comparación espectral con los modelos de referencia para el cálculo de los parámetros de diagnóstico y la generación del reporte médico final.

Operador independiente.

Identificación automática del volumen óseo.

La característica peculiar del método R.E.M.S. es el uso de señales RF adquiridas durante una ecografía de la estructura ósea analizada, con el fin de determinar la arquitectura ósea interna a través de una comparación detallada con modelos espectrales de referencia.

Otra característica importante de esta tecnología es su completa automatización, que reduce al mínimo la dependencia de la experiencia del operador. De hecho, el algoritmo implementado identifica y descarta automáticamente las imágenes “ruidosas” y los artefactos, lo cual garantiza que las pruebas de diagnóstico se realicen en los datos de US que alcancen umbrales de calidad específicamente determinados.

Densidad y calidad ósea.

EchoS proporciona dos nuevos parámetros numéricos: puntuación de osteoporosis, en relación directa con las mediciones de la DMO (en g/cm²) y, en consecuencia, con las evaluaciones de diagnóstico DXA (BDM, T-Score y Z-Score) y Fragility Score (*Próximo a lanzamiento), que proporciona una estimación independiente de la fragilidad ósea y el riesgo de fractura.

El reporte médico contiene todos los parámetros comunes para el diagnóstico de osteoporosis y cada paciente puede ser evaluado en menos de 2 minutos, asegurando la conformidad del protocolo con las limitaciones temporales de la rutina clínica.

El nuevo estado del arte.

Gracias a sus niveles de precisión y a la completa ausencia de radiación ionizante, este método puede emplearse eficazmente para el diagnóstico de osteoporosis en una etapa temprana. Se convierte así en la densitometría ósea del futuro y el nuevo estado del arte en el diagnóstico temprano de la osteoporosis.