Una enfermedad silenciosa.

La osteoporosis es una enfermedad sistémica del esqueleto que se caracteriza por una baja masa ósea y un deterioro en la micro arquitectura del tejido óseo que conlleva a una mayor fragilidad ósea y, por lo tanto, a un aumento del riesgo de fracturas. Estas fracturas generalmente ocurren en la cadera o en la columna vertebral. A veces, una persona puede no ser consciente de la enfermedad, ya que la pérdida ósea es gradual y sin síntomas.

El hueso cambia constantemente: se remueve el hueso viejo y en su lugar se desarrolla tejido nuevo. La osteoporosis tiene lugar cuando la tasa de remoción ósea excede la tasa de regeneración. Como resultado, disminuye la resistencia ósea, lo que hace que los huesos sean más frágiles y susceptibles a las fracturas.

La osteoporosis afecta a 200 millones de mujeres en todo el mundo y se espera que la mitad de las mujeres tenga osteoporosis: una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres mayores de 50 sufrirán una fractura osteoporótica a lo largo de su vida, y las cifras solo se espera que aumenten.

El diagnóstico de osteoporosis.

La pérdida ósea puede comenzar tan pronto como a los 25 años. La osteoporosis puede afectar significativamente a la capacidad de una persona para continuar siendo independiente. Hasta un 25 por ciento de pacientes requieren cuidados a largo plazo en una residencia de ancianos. Las fracturas vertebrales son las más comunes y se producen con mayor incidencia de forma temprana a diferencia de otros tipos de fracturas osteoporóticas.

La presencia de una fractura vertebral multiplica por 5 el riesgo de una fractura vertebral posterior. Afortunadamente, con una detección temprana y un tratamiento adecuado, se pueden prevenir los efectos debilitantes de la osteoporosis.

rendergrande-echos-2

¿Por qué me debería hacer una prueba?

La osteoporosis es silenciosa hasta que tiene lugar la fractura. Comienza aproximadamente a la edad de 35 años, el hueso recorre un proceso natural de deterioración, principalmente debido a la edad y en mujeres, a la menopausia.

Una prueba de la fortaleza ósea puede ayudar a establecer el diagnóstico de la osteoporosis y tal vez, a prevenir una fractura inicial. El hecho de hacerse la prueba también ayuda a determinar la seriedad de la enfermedad, predecir el riesgo de las posteriores fracturas y controlar las alteraciones óseas.

La osteoporosis se puede prevenir mediante una detección temprana, además, hoy en día existen varios tratamientos efectivos. Entre estos se incluyen, desde un estilo de vida sencillo y cambios nutricionales, a medicamentos recetados para los diagnósticados con osteoporosis severa.

Reserva tu prueba.

Nuestra innovadora prueba proporciona una evaluación de la fortaleza ósea de su columna vertebral y su cadera. Es rápida, conveniente, libre de radiación y precisa. Para el procedimiento de la prueba se necesitan alrededor de 2 minutos y el resultado es inmediato.